¡Cuba se respeta! Solidaridad en pie de lucha frente al ataque a la soberanía cubana este 15 de noviembre.

✊🇨🇺 El MESC (Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba), compuesto por 55 organizaciones del Estado español, ha lanzado este comunicado de rechazo a la maniobra del 15 N en Cuba, a cargo del gobierno de EEUU.

¡Cuba se respeta! Solidaridad en pie de lucha frente al ataque a la soberanía cubana este 15 de noviembre.

Cuba está sufriendo un nuevo ataque a su soberanía por parte del gobierno de EEUU, con la amplificación propagandística de los grandes medios de comunicación, a través de una supuesta “marcha pacífica por el cambio”, convocada para el 15 de noviembre en varios lugares de la Isla.

Es el guión de una telenovela anunciada, con un amplio equipo actoral dentro y fuera de Cuba, producida desde EEUU y con marketing y merchandising a cargo de empresas de comunicación y los más importantes medios de comunicación del mundo.

No nos engañemos. Más allá de que la citada marcha haya sido declarada ilegal por violar la Constitución del país, aprobada en 2019 con el 86% del voto popular tras un proceso participativo de 130 mil asambleas ciudadanas, no es, como se presenta, una mera “iniciativa ciudadana”.

Es parte de la estrategia de inteligencia del gobierno de EEUU para desestabilizar Cuba, tras haber provocado una grave situación de desabastecimiento y penuria económica en el país, a través de 243 sanciones añadidas al bloqueo económico, financiero y comercial que sufre la Isla desde hace 60 años, y aprovechando la ausencia de ingresos por turismo en 20 meses de pandemia. No es casualidad la fecha de convocatoria, el 15 de noviembre, día en que el país abrirá sus puertas al turismo.

Sin levantar una sola de las citadas 243 medidas de asfixia, aprobadas por Donald Trump, el actual gobierno de Joe Biden pretende aprovechar la situación de vulnerabilidad económica y cansancio de la población cubana, para llevar a cabo un intento de “golpe suave”, al estilo de las “revoluciones de color” aplicadas en otros países. En el marco de la guerra de cuarta generación, y tras los sucesos violentos del pasado 11 de Julio, peones de Washington tratan ahora de movilizar a ciertos grupos de población frente a las instituciones cubanas, para generar un cuadro de desestabilización, violencia y caos, y así presentar a Cuba como “estado fallido” –expresión ya empleada por el presidente Biden- y legitimar una “intervención humanitaria”.

La citada marcha está apoyada, de manera enfática, por los grupos de la ultraderecha cubanoamericana de la Florida que, meses atrás, ya pidieron una intervención militar en la Isla. El gobierno de EEUU, en su esquema de financiamiento de más de 20 millones anuales a los “programas pro democracia en Cuba”, acaba de aprobar 6,6 millones más para entidades que, desde varios países, triangulan sus fondos hacia la llamada “disidencia” cubana y quienes organizan la citada marcha. Su principal cabecilla, el dramaturgo Yunior García, ha sido formado, desde 2018, en programas para el “cambio de régimen” financiados por las agencias estadounidenses NED y USAID.

Desde el MESC, denunciamos este nuevo intento de intervención en la soberanía de Cuba, una fase más en la guerra económica y política del gobierno de EEUU contra la Isla, con el objetivo de derrotar a la Revolución. Denunciamos, asimismo, la violencia en redes sociales de quienes convocan y apoyan dicha marcha títere.

Queremos resaltar, además, el ejemplo de Cuba, en las peores condiciones de asfixia económica y falta de recursos, en el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19, tanto en la atención a pacientes como en la prevención e inmunización. Cuba es, hoy, el país que presenta la mayor velocidad de vacunación del mundo, y el primero en vacunar masivamente a menores, todo con vacunas propias, creadas por sus laboratorios públicos. También es ejemplar su ayuda a otros pueblos, a través de la brigada médica solidaria “Henry Reeve”, reconocida internacionalmente.

Por otro lado, queremos unirnos a la emigración cubana, principalmente la que reside en EEUU que, a pesar del silencio mediático, se está movilizando, desde hace meses, para pedir al presidente Joe Biden la eliminación de las sanciones y del bloqueo a la Isla, en cumplimiento de sus promesas electorales.El 15 de noviembre el pueblo cubano marchará, sí. Pero no para entregar el país, sino en defensa de su soberanía, su Revolución y sus conquistas sociales: reiniciando el curso escolar, retomando el turismo, actualizando su sistema económico y trabajando por recuperar la normalidad en medio de la pandemia y los efectos del bloqueo. Es lo que tratan de torpedear quienes convocan la citada marcha de la indignidad, actuando como peones del imperialismo de EEUU, tratando de manipular la realidad de su propio país y legitimando el bloqueo criminal y genocida y una hipotética intervención extranjera.

Desde el MESC hacemos un llamamiento a la solidaridad activa con Cuba en todo el Estado español. Expresemos nuestro apoyo a la Isla ante este intento de desestabilización para la intervención. A Cuba se respeta, como pueblo y gobierno soberanos que son.

Hacemos, además, un llamamiento a la Comunidad Internacional, para que continúe exigiendo la eliminación del brutal bloqueo económico, comercial y financiero de EEUU contra el pueblo cubano, tal como hizo la Asamblea General de Naciones Unidas, por 29ª ocasión, el pasado 23 de junio.

Por MESC – Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba

4 de noviembre de 2021

Compartilhe

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deixe um comentário